Contra el hambre, la soberanía de los pobres

La sequía ha sido el detonante de la prolongada crisis alimentaria que azota a 18 millones de personas en África Central y Occidental. Éste es un factor inevitable pero no así el resto de causas que se fraguan escondidas desde hace años y que han acabado por romper el ciclo natural en la zona conocida como el Sahel.

El golpe de Estado en Malí y la separación de Sudán con el nacimiento de Sudán del Sur el año pasado así como su posterior guerra por el control del petróleo -un conflicto que parece haberse calmado con la firma de un principio de acuerdo– han acuciado la inestabilidad política de la zona. Para huir de la violencia, miles de personas han emprendido camino hacia zonas de Níger, Burkina Faso o Mauritania.

Pero hay dos causas directas más que han contribuido a romper la balanza: años de especulación con el precio de los alimentos y acaparamiento de las tierras. Un cóctel explosivo calificado esta semana por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha calificado como “tormenta perfecta”. Una crisis humanitaria en la que se pone en riesgo muchas vidas sin nombre.

En este reportaje, el periodista Bru Rovira explica cómo muchas de las víctimas del hambre luchan por la supervivencia con mecanismos instintivos y mucho sentido común. La soberanía de los pobres.

Anuncios

Acerca de rosarodriguezh

Periodista
Esta entrada fue publicada en África y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s