Acción contra el Hambre: “Recuperar el metabolismo del desnutrido es el primer paso del tratamiento de la hambruna”

Somalia está en estado de hambruna. Así lo ha declarado esta semana la ONU que pide 300 millones de dólares en donaciones para ayudar a la población. Acción contra el Hambre(ACH) es una de las pocas organizaciones que trabaja sobre el terreno. ACH demanda  mayor implicación de la comunidad internacional para salvar a mayor número de personas y evitar la tragedia de la última hambruna declarada en el país en 1992, en la que murieron 300.000 personas. Su Director Técnico, Amador Gómez, señala que “la respuesta humanitaria que se ha dado hasta ahora ha sido insuficiente” y que “la crisis todavía no está recibiendo la atención suficiente por parte de los medios de comunicación”. La prioridad es evitar la muerte de los “desnutridos agudos” como nos cuenta en esta entrevista.

La hambruna se hace visible en miles de niños somalíes como él (Acción contra el Hambre).

La hambruna se hace visible en miles de niños somalíes como él (Acción contra el Hambre).

– La ONU afirma que si no se actúa “la hambruna se extenderá a las ocho regiones del sur de Somalia”. ¿Cuál es la primera y urgente actuación que se debe emprender, según Acción contra el Hambre?

– La primera prioridad es asegurar el tratamiento adecuado para los desnutridos agudos. Estos niños sin el tratamiento adecuado fallecerán en un periodo corto de tiempo. Además, hay que poner en marcha estrategias que faciliten el acceso a los alimentos para aquella población en riesgo nutricional y que no tienen otro recurso para acceder a la alimentación que la ayuda exterior. Más allá de esta respuesta inmediata y priorizada a salvar vidas es importante facilitar el acceso al agua potable y mejorar las condiciones de higiene y saneamiento. A medio plazo es necesario poner en marcha estrategias orientadas a volver a recapitalizar a las familias, recuperar sus activos y prepararlas para afrontar el próximo periodo agrícola.

– ¿Cuál es el primer paso en la atención y el tratamiento de los afectados? 

– Una de las consecuencias más dramáticas de una situación de hambruna es la desnutrición aguda severa (desnutridos con cuadros clínicos de marasmo y/o kwashiorkor). La primera actuación en el tratamiento es recuperar el metabolismo, estabilizar al desnutrido y prepararle para la rehabilitación nutricional. La recuperación de un desnutrido se realiza desde enfoques nutricionales (recuperar peso), médicos (tratamiento de las patologías asociadas, control de riesgo de infección) y psicosociales (limitando el impacto emocional de la desnutrición sobre el desnutrido e implicando a la madre en el proceso de recuperación).

– ¿Cuántas personas necesitan recibir alimento y agua urgentemente o morirán?

– Las estimaciones de Naciones Unidas indican que 11 millones de personas están siendo afectadas por esta crisis en el Cuerno de África. En Somalia la situación es crítica: 2,5 millones de somalíes han dejado sus hogares empujados por el hambre, más de 400.000 desplazados han llegado a los alrededores de Mogadiscio buscando ayuda y uno de cada 3 niños presenta desnutrición aguda.

–  Acción contra el Hambre lleva mucho tiempo alertando de la grave situación en Somalia. ¿Cuál es el origen de esta situación? ¿Podría decirse que hay doble causa: de un lado en las sequías y, de otro, en el conflicto armado civil?

– La grave crisis que está afectando al Cuerno de África tiene origen en la sequía que se ha producido en la zona, donde no llueve desde el mes de abril. La sequía ha causado la pérdida de las cosechas y del ganado, provocando un aumento de los precios de los alimentos de hasta un 270% en algunas zonas de Somalia. Es la crisis más grave que se ha producido en los últimos 60 años. Sin embargo, no podemos dejar de lado que Somalia vive un conflicto desde los últimos 20 años, que se traduce en un estado desestructurado y fragilizado.

– ¿Cómo se organiza esta ayuda urgente en un país sin leyes?

– La situación es compleja, sobre todo por motivos de seguridad. Acción contra el Hambre lleva 20 años trabajando en Somalia y ahora el trabajo en el país se está coordinando desde nuestra base en Nairobi.  El equipo cuenta con 200 cooperantes somalíes bien formados y experimentados que aseguran el tratamiento nutricional y la asistencia humanitaria adecuada. La respuesta del personal local ha sido muy buena. Actualmente, alrededor de 500 empleados de Acción contra el Hambre están trabajando en todo el Cuerno de África.

– ¿Cuáles son los principales problemas sobre el terreno?

– La seguridad es el mayor problema que afecta a nuestro trabajo en la zona, especialmente en Somalia, pero además nos encontramos frente a una crisis de tales dimensiones que nuestros fondos no son suficientes para implementar la totalidad de los proyectos necesarios.

– El Programa Mundial de Alimentos (PMA) afirma que está repartiendo más de medio millón de toneladas de comida a seis millones de personas. Teniendo en cuenta que el propio Ban Ki-moon ha alertado que son más de once millones las personas que necesitan ayuda urgente. ¿Parece evidente que la ayuda del PMA es deficitaria?

– Es verdad que faltan fondos para cubrir las necesidades de una población extremadamente vulnerable. La respuesta humanitaria que se hado hasta ahora ha sido insuficiente y Acción contra el Hambre ha hecho en distintas ocasiones un llamamiento a la comunidad internacional para que se movilicen los fondos necesarios para ayudar a la población.

– La situación actual es de catástrofe humanitaria pero, ¿durante cuánto tiempo será necesaria la ayuda para evitar una nueva situación similar?

– La situación es muy grave y Acción contra el Hambre está implementando una respuesta de emergencia para contener la crisis. Sabemos que hay que enfrentarse también con las causas subyacentes de esta crisis para que la población afectada pueda volver a cosechar durante la próxima estación de lluvias y recobrar sus medios de vida.  A medio plazo lo más importante es que se pueda sembrar y recolectar a primeros de 2012. 

– El secretario general de la ONU ha llamado a la colaboración de las ONG con ACNUR y el PMA. ¿Hay coordinación entre las diferentes ONG y con la ONU?

– Sí, se realizan continuamente reuniones de coordinación entre los actores presentes en la zona para crear sinergias. La situación es muy crítica, es fundamental que colaboremos todos para responder lo más rápidamente posible a las necesidades crecientes de la población.

– ¿Qué destacaría de esa fuerza que empuja al pueblo somalí a luchar por su vida?

– El instinto de supervivencia del ser humano llega a veces hasta límites sorprendentes. El somalí es un pueblo acostumbrado a vivir en condiciones durísimas, lo siguen haciendo con dignidad.

Más información sobre la ayuda urgente que necesita el Cuerno de África en la web de Acción contra el Hambre.

Anuncios

Acerca de rosarodriguezh

Periodista
Esta entrada fue publicada en África y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s