El siglo de los genocidios continúa (2)

El de Camboya no ha sido el único genocidio de la historia reciente. El siglo XX, caracterizado por ser el periodo de las dos guerras mundiales, es también el siglo de los genocidios. De principio a fin y principio del siglo actual.

Para que no se olviden y sobre todo para evitar que el ser humano siga demostrando hasta dónde es capaz de llegar su crueldad,  el cine nos ha dejado algunas píldoras para la memoria con las que entramos en catarsis y viajamos a las entrañas del horror. La principal función de esta filmografía histórica: educar para evitar que estas barbaries se repitan.

Armenia. El genocidio armenio comenzó en 1915 y se prolongó hasta 1923. Los turcos del Imperio otomano exterminaron aproximadamente a un millón y medio de armenios tras someterlos a deportaciones al desierto (donde morían por inanición), torturas y masacres. Tras décadas de la barbarie, el negacionismo de Turquía sobre los hechos impide que la herida cicatrice. La película ‘Ararat’, de Atom Egoyan, muestra, a través del recuerdo y la obsesión del protagonista, el dolor que provocó la tragedia armenia.

Holocausto. El nazismo ideó y puso en práctica la Solución Final al problema judío para lograr la supremacía de la raza aria. Aproximadamente 6 millones de judíos fueron asesinados con torturas, hambre y trabajos forzosos en campos construidos y diseñados para el exterminio como, por ejemplo, fueron los de Auschwitz-Birkenau, Sobibor y Treblinka. El documental ‘Shoah’, de nueve horas, de Claude Lanzmann, forma parte de la bibliografía básica sobre el Holocausto.

En aquel tiempo en la antigua Yugoslavia, se produjo otro genocidio. A principios de abril de 1941, las tropas de Hitler invadieron el extinto país y el partido croata nacionalista de los Ustasha tomó las riendas del poder. Bajo el liderazgo de Ante Pavelic, con el beneplácito del führer y la complicidad de la Iglesia Católica, en el nuevo Estado Independiente de Croacia se llevó a cabo una sanguinaria limpieza étnica contra cristianos ortodoxos, judíos, gitanos y bosnios musulmanes. Las estimaciones sobre las víctimas mortales se sitúan cerca de las 700.000, la mayoría de ellos en el campo de concentración de Jasenovac. Uno de los testimonios de las atrocidades y las sádicas torturas de los Ustasha lo reportó la Gestapo a Himmler el 17 de febrero de 1942 –según el informe en aquella fecha ya habían asesinado a 300.000 personas–.

Poco menos de un mes antes, el mismo Comandante en Jefe de las SS partició en la conocida Conferencia de Wannsee del 20 de enero de 1942 en la que se decidió, de facto, la Solución Final. Otra referencia cinematográfica de aquel momento y sobre el diseño del Holocausto nazi es ‘Conspiracy’, un documental de la HBO protagonizado por Kenneth Branagh y Stanley Tucci.

Ruanda. En 1994, un atentado acabó con la vida del presidente ruandés Juvenal Havyarimana. Ese fue el detonante de la brutal masacre que los hutus –en el poder– emprendieron sobre los tutsis y los hutus moderados –que se financiaron desvíando fondos de programas de ayuda del FMI y el Banco Mundial–. Cerca de 800.000 de ellos fueron asesinados y más de 2 millones se convirtieron en refugiados que fueron a Congo y Burundi, lo que provocó una crisis humanitaria en sendos lugares. “Disparando a perros”, de Michael Caton-Jones, está basada en hechos reales. El reportero de la BBC David Belton escribió el guión sobre lo que él mismo vivió allí y como homenaje al sacerdote católico que le salvó la vida.

Bosnia. En julio de 1995 el ejército serbiobosnio por orden del general Ratko Mladic decidió atacar Srebrenica, ciudad declarada ‘segura’ por la ONU y supuestamente protegida por 400 cascos azules holandeses. Cerca de 25.ooo civiles bosnios huyeron hacia la fábrica de Potocari en la que estaba el cuartel de la ONU. Ante la inoperante pasividad de los soldados holandeses –condenada hace unos días por La Haya–, en esa fábrica separaron a las miembros de las familias y de allí miles de mujeres salieron en autobuses con la falsa promesa de Mladic de que se reunirían con sus maridos e hijos cuando el futuro que les esperaba era el de la muerte. En esos días, miles de mujeres fueron violadas y miles de niños, hombres y ancianos fueron secuestrados y ejecutados. La cifra total habla de más de 8.000. Este documental dividido en nueve partes retrata la infamia que se cometió en Srebrenica.

Sudán. Poco después de iniciar un nuevo siglo, en Sudán estalló un genocidio gestado en el XX. A principios de 2003, en la región de Darfur sumida en la extrema pobreza, grupos rebeldes atacaron objetivos del gobierno sudanés porque sus tribus eran discriminadas en favor de las árabes. Como consecuencia de este conflicto –convertido en una lucha racial entre la población árabe y negra– han muerto más de 300.000 personas y aproximadamente 2 millones han sido desplazadas. El Tribunal Penal Internacional reclama al presidente sudanés, Omar al Bachir, por crímenes de guerra y genocidio contra las tribus africanas negras fur, masalit y zaghawa. Actualmente, según el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno-Ocampo, “siguen los ataques contra las poblaciones, causando miles de desplazamientos forzosos” y “hay millones de víctimas de esos desplazamientos que, a su vez, lo son también de la violencia y de violaciones”. Aunque la ONU siga sin reconocer el genocidio de Darfur algunos documentales, como este de George Clooney, lo siguen denunciando.

Este es un escueto recorrido por los genocidios que han marcado el siglo pasado. Pese a la existencia de una Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, ha habido más crímenes indiscriminados contra la población civil que no han cicatrizado.

Desde las tinieblas del horror que Joseph Conrad relató sobre Congo a principios del XX; la masacre de Nankin –-contada en ‘Ciudad de vida y muerte’ de Lu Chuan–; Vietnam –cinematografiada en ‘Apocalypse Now’— ; desapariciones durante la dictadura en Argentina‘La historia oficial’ de Luis Puenzo retrata el caso de los niños–; Chechenia –un film sobre la segunda guerra chechena,  ‘Aleksandra’–, el conflicto sobre el Kurdistán –contado en ‘Las tortugas también vuelan’–; las matanzas contra los mayas en Guatemala‘Cuando las montañas tiemblan’ es el documental presentado por Rigoberta Menchu–…

Hay muchos más (las guerras árabe-israelíes, las intifadas, Iraq, Somalia,…) en el siglo XX y algunos otros que han surgido en el XXI. Y también muchas más y mejores referencias cinematográficas sobre estas atrocidades que son documentos históricos para el estudio, para el conocimiento, es decir, para evitar que se repitan.

Abro este post a todos aquellos que queráis aportar más datos, aclaraciones, referencias cinematográficas…

Anuncios

Acerca de rosarodriguezh

Periodista
Esta entrada fue publicada en América Latina, Asia, África, Estados Unidos, Oriente Medio, Unión Europea y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s