“Pero no te olvides de Haití”

Haití está siendo castigada nuevamente por la fuerza de los fenómenos naturales. La temporada de huracanes se convierte nuevamente en catástrofe al sacudir al país más pobre del hemisferio occidental. Las lluvias torrenciales, que se han llevado la vida de más de una veintena de personas, son una nueva piedra en el camino de la reconstrucción.

El pueblo haitiano todavía no se ha recuperado del horror del terremoto del 12 de enero de 2010 que partió en pedazos sus deficitarias infraestructuras. Una tragedia encuadrada en secuencias de realidad por el objetivo de los fotoperiodistas que se acercaron para contarnos el drama de la destrucción. Daniel MorelGorka LejarcegiEduardo MuñozJorge SilvaAllison Shelley y Carlos Barria son algunos de los profesionales que vieron con sus ojos y captaron para los nuestros la desolación y el desarraigo de quienes perdieron lo poco que tenían. En “Más allá del deber” el fotoperiodista uruguayo Armando Sartorotti ha recopilado fotografías excelentes con algunas historias de vida y momentos cotidianos del Haití post terremoto en el que convivió.

Un año después del seísmo en el que murieron más de doscientas mil personas, centenares de miles siguen desplazadas y aguantan como pueden en campos de refugiados y campamentos que hacen especialmente vulnerables a mujeres y niños –como ha señalado Save The Children–. Si, como decía Charles Darwin, sobreviven los seres que mejor se adaptan al medio, los supervivientes haitianos son, en la línea darwiniana, “los mejores” de la especie humana del siglo XXI. La muestra “Haití, 34 segundos después”, firmada por Emilio Morenatti y Marta Ramoneda, plasma tal cual cómo cambió la vida de los haitianos, en el poco más de medio minuto que duró el terremoto, y cómo tratan de sobreponerse día a día.

Haitianos descargan un barco llegado a Puerto Príncipe procedente de zonas rurales de Haití, 28 de septiembre de 2010 (Emilio Morenatti).

Desgraciadamente las lluvias de estos días complican la ayuda humanitaria y agrava, como ya lo hicieron los huracanes hace unos meses, la situación extrema de la vida en Haití cuando el brote de cólera –que ha causado 5.000 víctimas mortales y 300.000 infectadas, según MSF— se recrudece.

ACNUR, UNICEF, Save the ChildrenMédicos Sin FronterasIntermón OxfamCICR, Acción contra el Hambre, Ayuda en AcciónFriends of Haití son algunas de las organizaciones que intentan trabajar sobre el terreno como pueden para prestar ayuda en el caos haitiano bajo los principios de la emergencia humanitaria con el suministro de refugio, ayuda alimentaria, asistencia médica y agua potable. Ahora corresponde al nuevo presidente Michel Martelly organizar esa ayuda para lograr su efectividad y establecer unos servicios básicos, sobre todo, de salud y educación que garanticen una base sólida que verdaderamente reconstruya Haití. Se trata de un proceso especialmente complicado que al menos durará una década. Según datos de Oxfam, antes del terremoto del 12 de enero de 2010, el 80% de los haitianos vivía con menos de dos dólares al día y el 60% sufría malnutrición.

Queda mucho por hacer en Haití. Desde los medios de comunicación tradicionales y las denominadas plataformas 2.0 tenemos la obligación de mantener en la memoria de la sociedad civil las dificultades con las que se encuentran diariamente los haitianos para sobrevivir –o ser de “los mejores” que pase la criba de la selección natural– rodeados de miseria y con el estómago lleno de hambre. Por favor, como cada día recuerda el maestro Forges en su viñeta en El País, vive “pero no te olvides de Haití”.

Anuncios

Acerca de rosarodriguezh

Periodista
Esta entrada fue publicada en América Latina y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Pero no te olvides de Haití”

  1. Muchas gracias, Rosa, por tu preocupación y esfuerzo, ya que todo lo que ‘no nos olvidemos de Haití’ será bien recibido por los pobrecitos haitianos, la gente más arrasada del mundo.
    Y la calidad de tu blog es espectacular, proclamo ¡y afirmo!..
    Abrazos fuetes
    Antonio Fraguas forges

    • Muchísimas gracias por leer el blog y comentarlo. Queda mucho mucho por hacer. Es importante que aportemos lo que podamos, Haití necesita muchos altavoces para no caer en el olvido. Mi máxima admiración, Forges, por recordarlo en las excelentes viñetas que firma cada día. Y mi infinito agradecimiento, Antonio, por leer y escribir en este blog. Rosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s