La red social y la ‘revolución de los jazmines’

Todo comenzó en Tunez con la autoinmolación a lo bonzo de Mohamed Bouazizi un ciudadano al que la policía le impidió colocar su puesto ambulante de frutas y verduras en la calle. A pesar de los intentos del régimen de Ben Alí de ocultar lo sucedido la noticia corrió como la pólvora entre los mentideros de un elemento con el que el dictador no contaba: las redes sociales. Pronto se sucedían protestas similares a la de Bouazizi en Marruecos, Argelia o Mauritania mientras en las calles de Tunez los manifestantes se sumaban contra el dirigente que durante 23 años había ocupado el poder y que en cuestión de horas huía del país.

La furia del pueblo tunecino ha contagiado a sus vecinos de Egipto que ayer llamaban a la jornada de la ira y que, de nuevo, lo hacían a través de internet. El denominado ‘efecto espejo’ está convocando a la revolución a los ciudadanos del mundo, que viven y sufren similares condiciones de vida, con la ayuda de un instrumento del que carecían hace décadas: la Red. Twitter, Flickr y, especialmente, Facebook están consiguiendo sortear con éxito las censuras de regímenes como el de Mubarak y se han convertido en la principal fuente de transmisión de los mensajes de los manifestantes. La comunicación es ilimitada porque no hay fronteras en la Red.

Este despertar revolucionado del pueblo al que estamos asistiendo ha pillado con el pie cambiado a la diplomacia internacional que es incapaz de transmitir un mensaje claro, contundente y sobre todo unificado mientras continúa aumentando la cifra de heridos y muertos en estos disturbios. En el Eliseo, Sarkozy aún no acaba de reaccionar ante la ya denominada como ‘revolución de los jazmines’ que ha acabado con el deposición del dictador de su ex colonia, Zine al Abidine Ben Alí. Sencillamente se ha excusado en la “obligación de reserva” en la situación por este hecho y se ha solidarizado con el pueblo tunecino en “su camino hacia la libertad”. Ahora veremos si efectivamente se inicia una verdadera transición a la democracia en Tunez  y no se convierte en un régimen sucedáneo del anterior. La historia nos demuestra que es imposible cambiar en, a penas unas horas, de un régimen autocrático a un estado de derecho que respete la libertad del ser humano. Tunez no será la excepción, por ello, es ahora cuando los organismos internacionales y las potencias han de mojarse para ayudarles.

Anuncios

Acerca de rosarodriguezh

Periodista
Esta entrada fue publicada en Oriente Medio y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La red social y la ‘revolución de los jazmines’

  1. Alberto dijo:

    Cabe preguntarse por qué salta la chispa en el magreb ahora mismo y no lo hace también en tantos y tantos otros países del planeta en situación similar o peor. Esta “revolución de los jazmines” me huele más a manipulación interesada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s