¿Ayudará a Xaobo el Nobel de la Paz?

Con la importancia que le da China a estos galardones, el régimen comunista acaba de recibir un auténtico ‘torpedo’ de críticas mediáticas. Uno de sus disidentes encarcelados, activista pro derechos humanos, Nobel de la Paz. Como cabía esperar para ellos ha sido considerado como toda una ‘provocación’. Y la comunidad internacional con la boca pequeña ha hecho peticiones aisladas para que China libere a Liu Xaobo.

Liu Xaobo.

 

Esperábamos ilusionados, como Liu Xia –la mujer de Xaobo–, una acción de respuesta coordinada y contundente a favor de los derechos humanos, es decir de los derechos de todos, para exigir que se libere a una persona cuyo único delito ha sido firmar la denominada ‘Carta 08’ para pedir la democracia en China hace dos años o participar en las protestas de 1989 en la plaza de Tiananmen. Pero nos hemos quedado con las ganas. Esa idea es más una ‘naïf’ utopía a estas alturas.

Los organismos internacionales encabezados por esa ONU en la que China mantiene asiento vitalicio con derecho de veto en el Consejo de Seguridad siguen cruzados de  brazos. Una actitud que ya no nos sorprende. Tampoco han hecho nada durante estos años por la libertad de Aung San Suu Kyi. ¿Alguien se acuerda de ella? Sí también ganó el Nobel de la Paz. Fue en 1991 después de ser detenida por los militares tras ganar las elecciones birmanas legítimamente. Aung San Suu Kyi, como le ocurrirá a Liu si un verdadero milagro no lo impide, no pudo acudir a la pomposa ceremonia de la Academia Sueca.

Aung San Suu Kyi.

Ahora, tras pasar más de la mitad de los últimos 20 años bajo arresto domiciliario, el régimen birmano anuncia elecciones en noviembre, mes en que expira el plazo de detención  de Suu Kyi. Si los militares que la mantienen aislada no prorrogan una vez más su retención podría, al fin, ser libre. Ojalá así sea. Lamentablemente en ello poco habrán contribuido las presiones de los incontables organismos y burocracias mediante que nos marcan la agenda global, ni tampoco este prestigioso comité de sabios con sede en Suecia que algún día la premió. Como el ser humano en general es el único ser vivo capaz de tropezar dos veces en la misma piedra, cabe temerse un final incierto para el nuevo Nobel de la Paz. Como Aung San Suu Kyi, ojalá Liu Xaobo sea liberado pronto, y la mediática estrella que ahora le acompaña no le abandone. Quizá ésta sea la única que pueda ayudarle en el camino a la libertad.

Anuncios

Acerca de rosarodriguezh

Periodista
Esta entrada fue publicada en Asia y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s